dilluns, 7 de novembre de 2011

Mi inseminación (15): El respeto (o la falta de) hacia la mujer

Supongo que en el fondo los que mandan no nos acaban de dar la libertad que pregonan para ganar las elecciones, y las malas transmisiones familiares en el respecto hacia la mujer, transmitir los malos hábitos de la mujer sumisa, obediente del marido, que tiene que cuidar de los hijos... ¿que no van a la escuela los hijos? Por supuesto que dejar en una guardería los primeros años de vida de una criatura es difícil, pero es lo que hay, y para esto se han creado.
Yo conozco algún hombre así, desgraciadamente. Hombres de mi edad. Hombres que se piensan que las mujeres son una propiedad, un objeto, una esclava o vete a saber qué, y se sienten con el derecho de coger el teléfono móvil y decir esto:
- “Cariño, estoy corriendo, ¿te importa ir a casa a por una toalla y traérmela al gimnasio?”
O:
- Querida, ¿me pelas la manzana que yo no sé?
O:
- ¿Puedes intentar tener la comida caliente cuando yo llegue de trabajar?
Incluso conozco hombres que le dan como una semanada a la mujer y, si la mujer necesita más, tenerlo que justificar. Parece mentira, pero es así, así de triste que estas cosas pasen hoy en día.
Son sólo un ejemplo de frases y cosas que yo he oído y visto, totalmente irrespetuosas. Si esto forma parte de un pacto entre los dos integrantes del matrimonio, sinceramente, no lo entiendo.

2 comentaris:

  1. Antes que nada,muy buen tema. Pienso que es necesario sacar a la luz comentarios como los que tú expones.
    Lo triste es que no nos damos cuenta, pero nos invaden continuamente con violencia de género. En series como CSI donde se expone sin pudor: http://eldiaadiario.blogspot.com/2010/12/la-mate-porque-era-mia.html
    En la absurda moda femenina, a la que las mujeres os entregáis con toda el alma.
    En los programas de putas y macarras que llenan la parrilla de canales televisivos como Tele5
    Es por ello que después se hacen encuestas y te llevas el disgusto de tu vida al ver cosas como ésta: http://eldiaadiario.blogspot.com/2010/07/hoy-para-abrir-boca-mientras-me-tomaba.html

    Como en tantas otras cosas, la solución está en la educación; algo que, por desgracia, tiende a desaparecer.

    Un abrazo,
    Manel.

    ResponElimina
  2. Muchas gracias por tus enlaces, y totalmente de acuerdo: la educación es clave.
    Un abrazo,
    Montse

    ResponElimina