divendres, 30 de novembre de 2012

Menú escolar / menú diputado: a ver si encontráis las infinitas diferencias

Lo vi en un programa de televisión, mientras hacía zapping. Una pareja con tres niñas; ella hacía cinco años que estaba en el paro, él tres. Ahora vivían de ayudas sociales y familiares. La comida salía de la caridad y de la familia. La madre hacía increíbles virguerías con la comida, para hacerla durar lo máximo posible. Y decía que lo que más le dolía es ver a sus hijas pasar hambre. No pude evitar llorar. Tiene que ser una impotencia y una pena terrible estar en esta situación. Las niñas, que deben haber tenido que madurar antes por narices, le dicen a su madre que no se preocupe, que no se quedan con hambre; pero, cuando la madre se gira, las ve rebuscar comida por la cocina. Esto es horroroso. Los padres se preguntaban cómo habían llegado a este extremo, cuando nunca les había faltado trabajo. Esta crisis tiene muchos culpables: los bancos, la especulación, la inconsciencia de muchos… pero para mí el máximo culpable han sido los que nos han gobernado y los que nos están gobernando ahora: unos por habernos llevado a la ruina y los otros, que han tenido la oportunidad de hacer algo, nos han hundido más en la miseria. Como muestra, un botón, un “detalle”. En un programa de un canal privado, uno de los reporteros fue a las puertas de un colegio público de Madrid. El menú por día y niño es de 4,80 euros; con fiambrera, 3,80 (sí, parece mentira, pero es así). En la Asamblea de Madrid, un diputado come por 3,55 euros, con cinco platos de primero y cinco de segundo a escoger; eso sí, un menú de lujo, nada de panga y macarrones. Pero no os lo perdáis: tienen subvencionada la comida… Y LAS COPAS! Subvencionado: que lo pagamos nosotros. El reportero se fue con un grupo de niños y padres, vestidos con camisetas con un escrito: “queremos comer como un diputado”. Se fueron hacia la Asamblea… pero no les dejaron entrar… qué “extraño”, ¿no? No sé cómo no se les cae la cara de vergüenza. ¿Dormirán bien por las noches?

dimarts, 27 de novembre de 2012

Libros recomendados

Si os gusta el misterio, mezclado con la historia, la filosofía y un montón de ingredientes más, aquí tenéis estos dos libros, de Glenn Cooper: - La Biblioteca de los muertos - El libro de las almas Creo que pocas veces me ha gustado más una segunda parte que en este caso. Porque tener como "special guest stars" a Calvino, Shakespeare y Nostradamus... no tiene precio. Dos libros para entretenerse... y para pensar. No quiero adelantar mucho pero vosotros, tendríais curiosidad en saber el día de vuestra defunción? Y la de vuestros familiares y amigos? Y la de alguna persona en concreto? Yo no, porque si pensamos en el destino, desde mi punto de vista... ya nos llegará el momento!

diumenge, 25 de novembre de 2012

El colmo de los colmos...

... es que salga la reina de la porcelana, con un vestido de diseño que supera de largo el salario mínimo interprofesional, diciendo que lo pasa muy mal ...y que hasta conoce gente que está en el paro! Lo mismo para estas individuas que viven de la política, que salen con vestidos que rondan o superan los 641,40 euros haciendo recortes sociales, en la enseñanza, en la salud, en las prestaciones por desempleo... o aquellas que con similares vestidos se atreven a hablar de crisis... NUNCA HABÉIS SIDO, NI SERÉIS, UN EJEMPLO DE MUJER NI DE NADA PARA MÍ!

divendres, 23 de novembre de 2012

MSPE: Madre Soltera Por Elección


He leído, y oído, muchas discusiones y controversias sobre las madres solteras por elección. Está claro que la mayoría de mujeres que son madres ha sido porque lo ha escogido, porque puede que tuviera otras opciones; la mayoría.
Cuando las mujeres que hemos sido madres por reproducción asistida hablamos que somos madres solteras por elección, no estamos diciendo ni que seamos mejores ni peores madres. Sencillamente, estamos diciendo que, LIBREMENTE, hemos escogido ser madres sin pareja, por los motivos que sea. Somos Madres, Solteras (mucha gente habla de madres “solas” que es más moderno, etc.; a mí particularmente no me gusta, porque implica un concepto de “soledad” que no es), porque no estamos casadas, y por Elección, lo decidimos nosotras, libremente, sin presiones ni nada por el estilo.
Luego formamos parte, todas, de familias monoparentales. En Cataluña tenemos este título, está muy bien, nos han reconocido y es un paso adelante, que es de lo que se trata. No obstante, sigo pensando que hay un vacío en la administración. Una mujer que arregla los papeles del paro, por ejemplo, que no está casada y tiene un hijo, es madre soltera al igual que yo, pero puede que conviva con el padre de la criatura, y en esa casa entra un sueldo más, así que las necesidades no son las mismas. Es un ejemplo.
He hecho alguna salida de madres solteras. He estado muy a gusto, he sido partícipe de los problemas que tienen algunas chicas: que si el padre de la criatura aparece de vez en cuando, que el niño está hecho un lío, problemas de pensiones, de sentencias, de custodias… Las mujeres que hemos sido madres por reproducción asistida, así como las mujeres que son madres solteras y han adoptado, estos problemas no los tenemos, aunque sepamos escuchar y entenderlos.
Pero repito, e insisto, esto no nos hace mejores ni peores madres.

divendres, 16 de novembre de 2012

A ella también le llaman "gorda"


Hace unos meses hablaba de una niña de 12 años que no iría de colonias porque sus “amigas” le llamaban “gorda”.
Hoy os hablaré de otra. Tiene su misma edad, 12 años, y sus “amigas” han empezado a meterse con ella porque creen que está gorda. Yo la conozco y os aseguro que no tiene ningún problema de peso y, si lo tuviera, ya están sus padres y los médicos para ayudarla, gracias. Ella no necesita los comentarios de unas niñas mal educadas.
Esta chica es fuerte y deportista, pronto empezará piscina y le da miedo. Ya tiene ansiedad. Llora. Y ha empezado las pautas de un trastorno de la alimentación: tontear con la comida, obsesión con la báscula…
Quiero arremeter contra todos estos adolescentes que se meten con los otros. A los 12 años se es plenamente consciente de lo que se dice y del daño que se hace, sea por el peso, porque llevas gafas, porque sacas buenas notas, porque no tienes móvil…
Da la casualidad que a una de las que se meten con ella la conozco, y conozco a sus padres. La niña siempre ha sido una consentida y mimada, que mientras hablábamos los adultos no dejaba de llamar la atención; nunca la reñían, al revés, le reían sus “gracias”, porque se pensaban que era muy ocurrente y espabilada. Pues, no, no es ocurrente, es estúpida. Y ahora tiene un cuerpo que estoy segura que no llega al IMC deseable. Dejé de quedar con ellos porque no soportaba a esta niña, lo siento…
Su madre es una señora de unos 40 y pico muy obsesionada con el estar delgado, que no había una conversación que no sacara el tema. Además, siempre aludía a que su delgadez se debía a que era una persona muy activa. Mentira. También estaba muy obsesionada por la ropa, sobre todo por la de marca, que no se podía permitir, pero que la heredaba de unos parientes ricos. Este también era un tema recurrente en sus conversaciones.
El marido es otra perla, de esos que hacen muchos comentarios sobre el cuerpo de las mujeres, que siempre está intentando ligar, cual viejo verde, aunque no se coma un rosco… a mí me llegó a decir cuando estaba de 6 meses de embarazo y me había engordado unos 6 kg que estaba muy gorda!
Con esto quiero poner un ejemplo de un modelo de familia que, aunque yo no haya estado nunca en su casa, me puedo imaginar que el tema de la imagen y del peso sale bastante. Y no saben el daño que pueden hacer inculcándole a su hija este prototipo de imagen corporal.
Yo siempre lo digo: la educación empieza en casa, aunque en el colegio tendrían empezar a ponerse muy serios con el tema del acoso escolar, sea del tipo que sea. Bastantes noticias de suicidios de adolescentes nos están llegando últimamente como para no tomar cartas en el asunto.

dilluns, 12 de novembre de 2012

Antropología Jurídica (XIX): Estudio comparativo del derecho entre la obra de Malinowski y la de A. González (XIV)

Es necesario señalar por qué habla de invención y castigo: no porque la brujería no se practique, sino porque al brujo, antes de ofrecerle la posibilidad de estar, su cultura lo inventa.
Pero una de las grandes aportaciones de González es la de las ordalías, a las que dedica casi la mitad del libro, haciendo un recorrido de ordalías y oráculos en diferentes sociedades de África austral, central, occidental, nororiental y oriental; aparte, vincula los movimientos de caza de brujas. Define “ordalía” como una prueba de carácter mágico-religioso, destinada a manifestar la culpabilidad o inocencia del acusado. No son exclusivas de África[1].






[1] Hay diferentes lugares y épocas donde en las que se han aplicado ordalías. Eva Cantarella (1996) dice que en los siglos III y II a.C., los romanos aún consideraban que la divinidad podía intervenir para el establecimiento de la verdad, permitiendo que el que había sido injustamente acusado superase una prueba imposible de pasar de otra manera. Por otro lado, los romanos atribuían al fuego un valor particular; asociado al agua era símbolo de la participación en la vida social y religiosa de la comunidad; al volver de los funerales, los romanos acostumbraban a caminar sobre un fuego después de haberse mojado con agua. Con todo, en una cultura que utilizaba el fuego como elemento de valor, para hacer pruebas de fuerza o de valor, la idea de utilizarlo como prueba judicial no resultaba extraña. También hay la precipitación, en el sentido de entrega a los dioses de la víctima sacrificial, igual que en Grecia; su historia es que de sacrificio pasó a ordalía y después a ejecución que castiga los delitos religiosos.
Fustel de Coulanges también habla de las ordalías en su artículo “Comment les hommes étaient jugés”; dice que los tribunales juzgaban a partir de obras escritas, la declaración de testigos o se trataba de encontrar la verdad pidiendo ayuda a Dios. Las ordalías de las que habla, de origen romano y pagano, eran el sumergir la mano en agua hirviendo o tomar un fierro candente; también habla de la prueba de la Cruz. La información la sacamos de la ley sálica; cuando los jueces no tenían plena convicción sobre la culpabilidad, podían decidir que el inculpado, con la finalidad de justificarse, pasase una prueba judicial-
Ramos Bossini (1984) habla de los procesos de brujería de la Inglaterra de los siglos XVI-XVII. Habla de las diferentes pruebas a las que eran condenadas las consideradas brujas en la época; el autor nombra la eucaristía, el hierro candente, duelo, fuego, cruz, agua fría (explica la zambullida dentro de un río, cómo ligaban las manos con los pies) e hirviendo.
Un último autor que habla del tema, relacionándolo con el honor, es Pitt-Rivers (1979). Dice que el duelo comparte con  el combate judicial la naturaleza de una ordalía, aunque la inferencia sólo quedaba manifiesta en el caso del combate judicial que era ordenado por los magistrados como medio de validar un juramento; no obstante, hay que distinguir el duelo y el combate de la rencilla, que no requiere la igualdad formal del duelo ni su marco ceremonial y no pretende que su resultado tenga carácter judicial. El recurso a una ordalía privada saca a la “fuente del honor” de su función a la hora de determinar la posición honorable de sus súbditos. El autor va más allá y dice que el paso por una ordalía autoriza al forastero a quedarse con un papel nuevo, aunque no se le conceda la condición plena de miembro de la comunidad; seguir sujeto a un vínculo personal mediante afinidad, parentesco artificial o como cliente.
Esta última aportación es una manera de ver la ordalía diferente a las citadas anteriormente pero igualmente interesante.

dijous, 8 de novembre de 2012

A los políticos que...

… que en estos días han aparecido en los medios de comunicación por: perder las tablets (que les pagamos los ciudadanos), que gastan dinero público (o sea, nuestro) para: solicitar servicios de prostitución, pedir comida, mandar miles de sms, y un largo etc. De hecho, va dedicado a toda la gentuza que se aprovecha de sus cargos públicos para desperdiciar el poco dinero que se supone que hay.
YO pago
TÚ lo malgastas
ÉL o ELLA se entera
NOSOTROS haremos lo posible para que VOSOTROS paguéis con la cárcel o con multas lo que ELLOS o ELLAS (jueces o juezas) dictaminen

divendres, 2 de novembre de 2012

Dolor

No puedo sacarme de la cabeza la tragedia de Madrid Arenas. Me pongo en la situación de los padres: tu hija te pide ir a una macrofiesta, te lo piensas y repiensas, aunque no te guste, va con sus amigos, se lo va a pasar bien... y al día siguiente está muerta. Tanto dolor por una negligencia humana, por no prever las cosas, por anteponer el bolsillo a la seguridad de las personas. Y por mucho que pueda sentir el dolor de los familiares, seguro que es infinitamente lejano. Sin más palabras. Hay sucesos que te crean rabia e impotencia, y este es uno de ellos.