diumenge, 30 de setembre de 2012

Drogas

Vivo en un pueblo donde parece que es “normal” que los jóvenes fumen porros a cualquier hora del día. Cuando digo jóvenes quiero decir casi niños.
Yo tengo 40 años. Cuando tenía unos diez o doce, recuerdo ir a casa de mis abuelos, que vivían en el Raval de Barcelona, todos los fines de semana y, de golpe, de un día para otro, empezar a ver niños con la bolsa y el pegamento. Eso me impresionaba mucho, porque no lo entendía, y mi padre me lo explicó. Pero fue el día que entre dos coches, encima de un colchón muy sucio, vi a un niño de mi edad, sin un zapato, totalmente drogado por la heroína, cuando de verdad me derrumbé. Llegué a cas a de mis abuelos, llorando y, de la impresión, vomité. No entendía por mucho que me explicaran. ¿No tenía padres? ¿Ni abuelos? ¿Nadie podía cuidar de ese niño?
De más mayor, ya en el instituto, el tema de las drogas se hablaba, pero no se veía. Era la época de las tribus urbanas, y se sabía que los “hippies” fumaban porros, los “pijos” esnifaban cocaína, los marginados se pinchaban heroína y los “rapados” pastillas. Si uno quería conseguir droga sabía que se tenía que meter en un grupo de estos y se conseguía. A mí nunca me han ofrecido droga en ningún lado. Ni siquiera el famoso inválido que aguardaba fuera del colegio. Nunca supe si era una leyenda urbana. Yo tampoco la busqué. Sólo una vez una compañera de trabajo de una tienda que fumaba marihuana me regaló un porro porque con unos amigos nos íbamos a la playa de fin de semana, para que nos lo fumáramos. Un porro entre 9 personas; ni nos entró la risa, ni nos colocamos… ni nos gustó el sabor.
Ya más de mayor la cosa se puso más real. Una excompañera de EGB me explicó que fue a casa de la chica que en octavo de EGB era la mejor en gimnasia… y se le cayó una jeringuilla del brazo. Mi hermana se encontró un día en el Passeig de Gràcia un amigo común que mi último recuerdo es habérnoslo pasado súper bien en las colonias; tenía el SIDA, por haber caído en la droga. Una verbena de San Juan vinieron los familiares y amigos de mi mejor amigo para darme una noticia: había muerto de una sobredosis.
Así otros ejemplos de gente que conocía. En mi barrio, Gracia, esto no se veía en la calle. Hablando con gente de mi edad que vivía en otros barrios y poblaciones que en su época fueron muy marginales, me han comentado que muchos no han llegado a los 40; se han quedado por el camino.
Detrás de cada una de estas historias hay una familia y unos amigos que sufren.
Creo, en mi opinión, que el tema de la droga actualmente no es tabú ni es discriminatoria. No implica marginalidad. Fumarse porros… mejor que el tabaco. Eso es lo que dicen. Están en la onda, forman parte de un grupo, se identifican con el grupo… a ellos no les pasará nada. Es una droga natural, no puede hacer daño… Las pastillas… sólo para el fin de semana, yo controlo… una rayita de vez en cuando… yo controlo…
A esto le añadimos el abuso de alcohol. No hace mucho hablaba con un chico que debe tener unos 22 años, muy trabajador, buen chico. Le pregunté, al verlo ir a comprar a las 5 de la tarde (en una de estas tiendas sospechosas) una botella no sé muy bien de qué, por qué se divertía así. Me dijo que no tenía dinero para ir de terrazas, que trabaja todo el día, que se tiene que retirar pronto porque madruga, que no hacían daño a nadie… perdona, a ti te haces daño, para empezar. Además, tienen la costumbre de coger el coche, lo que los convierte en potenciales homicidas.
El problema es que cuesta mucho hacerles entender los riesgos de las drogas y el alcohol, las consecuencias que tiene y que las notarán de aquí a unos años, cuando sea demasiado tarde. Creo que hay un trabajo muy importante a hacer en la educación, desde casa y desde la escuela.
Para todo esto, invito a la gente a mirar las estadísticas sobre abuso de alcohol y drogas en menores y jóvenes. Son espeluznantes.

diumenge, 23 de setembre de 2012

Cincuenta sombras... de decepción

He acabado el primer libro de la trilogía de “Cincuenta sombras…”. La verdad: me ha decepcionado. Creo que ha sido un cúmulo de circunstancias. Lo he leído en catalán y he encontrado bastantes faltas de ortografía, lo que entorpece la lectura y me hace pensar que, gramaticalmente, la traducción tampoco es muy correcta. Por otra parte, es el típico libro que se pone de moda, del que todo el mundo habla, esperas tanto… y al final no hay para tanto. Tengo que decir que lo cogí con muchas ganas y hasta la mitad del libro estaba enganchadísima. Pero desde la mitad me ha resultado repetitivo, tanto que hasta con el tema del sexo hace que pienses: “otra vez”. Deja de ser erótico para resultar aburrido. Pierde ritmo en todos los aspectos, hasta en los perfiles psicológicos de los personajes. Se podría haber sacado mucho, sobre todo con el final, psicológicamente podría haber sido apoteósico, pero a mí me ha quedado la sensación que ha sido un final turbo. O sea, definiría el libro como con mucho ritmo hasta la mitad, aburrido hasta el final y, éste, meteórico, que te quedas con las ganas. Luego está el tema del sado. No domino este tema, pero me leí un libro muy recomendable sobre el tema que se llama “Entre sus manos”, de Marthe Blau, una historia real, nada que ver con el de Grey. Sinceramente, creo que el libro se basa y engancha porque el protagonista es de un guapo inalcanzable y de un rico inalcanzable. Belleza y poder. ¿Qué mujer no ha soñado, no ha tenido una fantasía con un hombre tan guapo como irreal? ¿Qué mujer no ha soñado alguna vez cómo debe ser que te lleven en helicóptero a cenar a otra ciudad? Guapo, con traumas, con dinero… querer salvar a un hombre así y curarle sus traumas… Porque, ¿cómo habría sido el libro con un protagonista poco agraciado que fuera el último mono de su empresa? ¿Se nos habría revuelto el estómago? Sí, creo que la escritora ha cogido una seria de fantasías eróticas bastante comunes y ha hecho una historia… Y no sé si me voy a leer los que siguen, aunque me gustaría descubrir por qué no le gusta que le toquen (no obstante, el pelo sí que se lo toca varias veces, cosa que no se entiende mucho), aunque me imagino el por qué, y saber qué sombras más esconde… a ver si serán más fantasías comunes.

dissabte, 22 de setembre de 2012

Rock català

Tinc quaranta anys i encara quan sento a Sau (“no em peguis, no he nascut per militar…”), Sopa de Cabra (“…quant més vell més tocat de l’ala…”), Sangtraït (“aquesta és la història, d’un que volia ser ocell…”), Els Pets (“bon dia, ningú ho ha demanat però fa bon dia…”), Lax’n’busto (“… i després ens dius que és que som agarrats…”)… se’m posa la pell de gallina, pels records que em porten dels meus vint anys (any amunt, any avall). Tinc la sensació que, aproximadament, entre els meus trenta i els meus quaranta o no he estat al cas de la música rock catalana o és que ha estat una mica dormida. Però des de fa uns pocs mesos m’he despertat, m’han fet despertar, nous grups catañans, que m’encanten, que em tornen a fer sentir velles sensacions, vells records: Manel (“els teus ulls que bancaven buscant un desig...”), Antònia Font (“dolça besada, té gust de que s’acaba...”, Amelie (“jo vull ser el sol que persegueix la lluna dia i nit...”), Els Amics de les Arts (... i quan ets dona hi ha un moment que de dins sents una crida...”), Mishima, Teràpia de Shock (“sense tu, jo no puc, sense tu, si no hi ets...”)... Gràcies, a tots, perquè sabem que ho teniu complicat, i aquí esteu aguantant, malgrat retallades, crisi...

dilluns, 17 de setembre de 2012

Posesivos, manipuladores...

A raíz de que medio mundo se está leyendo la trilogía de "Cincuenta sombras…", he tenido conversaciones bastante interesantes. Una de ellas sobre las personas posesivas, celosas y manipuladoras. Aunque creo que hay más hombres así que mujeres. Son individuos que siempre tienen una fachada nada que ver con su verdadero yo, y que van metiéndose en las vidas de sus presas hasta que consiguen que se enamoren (un enamoramiento falso, claro está, de alguien que no existe), pero nunca de una manera sana y equitativa, sino desigual y con relación de poder. "Yo mando, tu obedeces, pero no me lo eches en cara, nunca lo admitiré, hasta puedo sentirme ofendido". Son personas manipuladoras, que engañan en todos los aspectos. Empezando por engañarse a ellas mismas. Y cada vez que sus presas tienen momento de lucidez y pretenden escapar, desde su poder hacen lo imposible para que no ocurra: hacerse las víctimas, amenazar… lo que sea. Es difícil salir de una relación así, pero se sale. Yo siempre digo que cuando se tiene pareja es mejor no cortar con tu círculo de siempre, porque estos siempre ven a un individuo así y, aunque dé rabia, al final son los que ayudan a abrir los ojos. Hay personas que cuando tienen pareja sólo viven para ella, y con los posesivos esto es muy peligroso. Y, ¿cuántas veces se ha tenido que dar la razón a una madre, a un amigo, a un hermano…? Lo que es increíble es ver la reacción que tienen cuando sus presas sumisas salen de una relación de este tipo. Creo que debe ser algo parecido a salirse de una secta. Siguen rondando, siguen utilizando tácticas antiguas… algunos recaen, otros se salen para siempre. Y esos "amos" no soportan ver a sus expresas ser felices, rehacer sus vidas. Y el gozo de éstas al no volver a recaer… esto no tiene precio. Poder decir: "no", "ya NO me interesas", "ya NO me gustas", "NO siento nada por ti", "NO toleraré más dolor"… Cuesta, pero cuando se consigue es un triunfo. Y todos sabemos que los posesivos y celosos enfermizos acaban solos… o con alguien como ellos. Es su castigo, bien merecido.

dimecres, 12 de setembre de 2012

Catalunya, nou estat d'Europa...

... això podria ser un fet ben aviat. Tant de bo. Aquesta tarda m'he emocionat veient la manifestaciò multitudinària a la qual no he pogut anar. Se m'ha posat la pell de gallina veient les senyeres, les estelades... famílies senceres, gent de totes edats, grups d'amics, polítics... tots dient prou! Prou! Prou retallades, prou pagar per partida doble, prou presa de pèl, prou d'insults a la nostra llengua i a la nostra cultura. Volem emprendre un camí seriòs a la independència! Potser el somni de molts anys es farà realitat. VISCA CATALUNYA!

diumenge, 9 de setembre de 2012

Yo no soy Olvido

Ni soy ella, ni me representa, ni quiero ser ella.
He leído en alguna red social “Yo también soy Olvido”, refiriéndose y apoyando a la concejal que ha protagonizado este “escándalo”.
Pues mira, yo ni la apoyo ni la juzgo por el tema de la masturbación en sí. Ya sabemos que la autosatisfacción es un tema tabú y que no debería serlo, y que hasta los que la critican lo hacen, bla, bla, bla… Eso lo sabemos todos. Pero lo que sí critico es que esta mujer tiene hijos, alguno menor (creo que uno tiene trece). Y este hijo las va a pasar canutas en su instituto, va a ser el hazmerreír, porque si vivimos en una sociedad que hasta un niño con un poco de sobrepeso es la burla de la clase, imagínate con esto.
Luego está el tema de a quién iba dirigido el video; si era al marido, para mí es igual de responsable que ella… si era el amante, por muy modernos que queramos ser, y defender el cuerpo de la mujer, y la libertad, etc… a nadie le gustaría ser el engañado y, además, a nivel público.
También dicen “hombre, es que el video lo robaron”… pues hija, ten cuidado cuando hagas estas cosas, que entre los hackers y las rencillas políticas… Además, hasta cabría la posibilidad que lo hubiera hecho ella, tampoco sería tan extraño…
En definitiva, que no, que esta individua no me representa en nada. Para mí un ejemplo es mi hermana, mi madre, mis abuelas y un montón de mujeres que desde la literatura, la poesía, la política, en fin, desde todos los ámbitos han cambiado la historia o han aportado su granito de arena (lo siento, no puedo hacer una lista, son demasiadas)…

dijous, 6 de setembre de 2012

Ahora es lo que toca

El otro día leía que no sé qué político de no sé dónde lo pasaba muy mal, porque no llegaba a final de mes, cobrando más de 5.000 euros al mes. Aún se me empañan los ojos cuando lo pienso. Me recuerda al comentario de una trabajadora de la empresa donde he estado trabajando hasta hace muy poco, que debía cobrar casi lo mismo, que en el entorno de un despido de 6 personas y con los que se quedaban (socios, mayoritariamente) reduciendo el sueldo, soltó, casi llorosa: “Yo este verano ya me he sacado la mujer de la limpieza, por lo que pueda ser”. La misma sensación, se me saltan las lágrimas.
No tengo muy claro si es que hay gente que vive en una burbuja, no ve o lee las noticias o si directamente es cortita. Porque con la que está cayendo, hacer este tipo de comentarios… si lo piensas, mejor te lo callas.
La situación es grave, hay que mirar el futuro con optimismo, pero es grave. Ya sabemos todos que ha estallado la burbuja inmobiliaria, que los bancos son unos chorizos... Yo también sé que hay gente que ha estirado demasiado la cuerda, que se ha arriesgado, que ha vivido por encima de sus posibilidades, pero otra mucha gente no ha tenido un comportamiento de riesgo y las está pasando canutas.
Si se conoce un poco de historia, en esta vida todo son ciclos, y este ciclo de crisis pasará. El problema es que no tenemos los gobernantes adecuados, y es un gran problema. Así que, como en otros períodos históricos, buena parte del problema está en nuestras manos, en la sociedad. Y si hay que hacer una revolución, pacífica, pues tampoco sería la primera vez.
Yo encaro este período con optimismo. Estar en un ERE creó un malestar enorme en la empresa donde estaba. He pasado noches enteras sin dormir porque unos abogados nos dijeron que podríamos estar meses sin cobrar. Psicológicamente, a mí esto me costaba mucho llevarlo. Pero al final todo acabó humanamente, porque en el fondo cuando ves que se mira por la gente, para que salga lo menos perjudicada posible, se agradece. No todos los empresarios son ogros. Yo respecto y agradezco muchas cosas a mi exjefe: he trabajo muy a gusto excepto los últimos meses, ha comprendido muchas decisiones personales que he ido tomando… no todo el mundo lo hace.
Encaro esta nueva etapa con ganas. Tengo ganas de volver a formarme (más, si cabe, aunque el saber no ocupa lugar) y de tener nuevos retos. Y creo que con ganas se pueden conseguir las cosas mucho mejor que con apatía y quedándote en casa quejándote.

dilluns, 3 de setembre de 2012

Cincuenta sombras...

Me he comprado el primer libro de la trilogía de "Cincuenta sombras...", de E.L. James. La verdad, a la hora de pagarlo con tarjeta de crédito, me lo pensé, porque salen tus datos. Y es que con este gobierno que tenemos que nos da por todas partes, que nos hace retroceder en los derechos de los trabajadores, los derechos del bienestar, los derechos de las mujeres, de las familias, de los ancianos... comprarse un libro erótico puede ser dentro de nada pecado. O puede suponer un castigo divino. O vete a saber qué. Porque cuando nos mandan los que han ganado a base de mentiras y luego imponen su despotismo, nunca se sabe...
Si nuestros padres, madres, abuelos, abuelas, bisabuelos, bisabuelas... levantaran la cabeza... Y Marguerite Durand, August Bebel, John Stuart Mill, Emilia Pardo Bazán...

diumenge, 2 de setembre de 2012

Mi primera vez... con una compañía telefónica

Creo que era la única persona en el mundo que no había tenido un problema de telefonía… pero ya no! Qué lástima dejar de ser la única en esto, una compañía ha podido con mi propio récord…
Resulta que fui a principios de mes a comprarme una tablet, porque ahora que estoy en el paro necesito estar conectada, porque TODO (cursos, fichar, consultar…) hay que hacerlo por Internet a no ser que quieras coger el coche y tener que desplazarte, como sería mi caso. Pero como hay un montón de buscadores de trabajo que funcionan mejor que algunos puntos de apoyo al parado, pues me decidí (creo que también ostentaba el puesto de la única persona en el mundo que no tenía conexión a Internet desde casa…).
Pues bien, como estoy de alquiler, no sé cuándo estaré en este piso y no quería ponerme una línea en casa, pensé que la mejor opción era una tablet. No soy para nada hi-tech, así que entré en la tienda de telefonía preguntando por las que más se hablan, sin tener mucha idea. Le dije para qué lo quería y cuál era mi situación. Me ofrecieron una que era pequeñita, de 7 pulgadas, y lo que más me gustó es el precio: 169 euros. Bueno, a la hora de pagar esto más una funda de 23 euros sumaban 254. Nunca he sido muy buena en las mates, pero en ese momento mi cerebro me transmitió “Error, no pagues, error”. Le dije a la dependienta que me repitiera el precio. A ella tampoco le cuadraba. Total, me dijo que era una incidencia del ordenador, que cuando estuviera solucionado me llamaría.
Al cabo de unos días me llama, que ella se había confundido, que me había dado el precio de la tablet marca de la casa. Y le dije: “ya me quedo esta”. Y me suelta que no, que la de la casa es muy mala (no hay nada como tener el enemigo en casa), que me quede la que había escogido, que me devolverán la diferencia, que era un error comercial.
Con todo, voy a la tienda, yo, tonta de mí, preocupada por si le habían echado la bronca… Quince días después vuelvo y le digo que a mí no me han devuelto nada. Y “donde dije digo, digo Diego”. Que no me pueden devolver el dinero, que ya le gustaría a ella (una santa…), que lo que ha hecho es devolverme no sé qué de la línea (3 euros, no sé dónde invertirlos…). Menuda choriza, debe trabajar con comisión… Le dije que yo ya haría lo que tenía que hacer.
Sé que no veré estos 70 euros, pero lo que más me duele es que se estafe de esta manera. Como fui bastante a esta tienda, he visto como colocan móviles a gente mayor que luego no saben ni utilizar… pero que bien que les va lo de las permanencias… Yo he reclamado por email, y a cada respuesta a sus preguntas, me envían el mismo email: un email de generación automática. O sea, NI TAN SOLO ESCUCHAN LAS QUEJAS. Encima han tenido el morro de hacerme una encuesta de satisfacción por teléfono; creo que con mis respuestas no volverán a molestarme con más encuestas.
Y, señores, pueden estar seguros que cuando acabe mi permanencia les voy a decir: “bye, bye!”.
De todas maneras, estoy contentísima con mi tablet, una cosa no saca la otra…