diumenge, 16 de novembre de 2014

La ladrona de libros, de Markus Zusak

Otro libro muy recomendable, de los que atrapan desde la primera hoja. No hay mucho que adelantar, no hay que convencer, simplemente leerlo. Situación: Segunda Guerra Mundial, Hitler, bombardeos, judíos hacia los campos de concentración... una niña especial... y los libros como vía de escape, como en "La bibliotecaria de Auschwitz". También destacar la narradora de la historia.
Simplemente genial.


dimecres, 1 d’octubre de 2014

Cuentos de Disney... vistos desde la madurez

La verdad, qué diferencia leer de pequeño a leer de adulto. Leyendo a mi hija los cuentos de Disney, me he dado cuenta. Cómo entonces no percibí la barbarie del cuento de Blancanieves, por ejemplo? Una mujer, a causa de la envidia, la soberbia y la ira (sí, tres de los pecados capitales, como en la película "Seven"), contrata a un cazador para que le arranque el corazón a una jovencita. Todo digno de una película de miedo, gore, basada en hechos reales. Encima, la jovencita se va al bosque a vivir con siete enanitos que la tienen limpiando y cocinando para encontrárselo todo bien arregladito cuando llegan de trabajar; y, por supuesto ella es feliz, muy feliz...
Tampoco me había dado cuenta, hasta que los he releído de mayor, del tufo machista de cómics que me encantaban como "Zipi y Zape", "Mortadelo y Filemón", "Pepe Gotera"... la mujer, en muchos casos invisible, en otros con todas las etiquetas y estereotipos colgados...
Aún con esto, yo he decidido dejar a mi hija creer en cuentos de hadas, porque con 4 años creo que ella principalmente ve vestidos de princesa, música y baile. Sus preguntas son del todo inocentes, le llaman la atención cosas como que las tres hadas de "La Bella Durmiente" son un poco patosillas, pero buenas, y le hace reír.
He tenido discusiones sobre el tema (sin llegar a gritos, por supuesto). Yo no puedo coger a una niña de cuatro años y soltarle un rollo sobre la igualdad de género y la lucha de las mujeres. Creo que voy a guiarme por las preguntas que me vaya haciendo para ir contándole que la vida no son cuentos de Disney.
Porque los clásicos de Disney son eso, un clásico. Pero las series de este canal, no. Son series actuales, con problemas actuales, muy edulcorados, pero transmiten. Y tampoco me gusta del todo. Algunas veces se tratan temas como la amistad, el amor, bastante bien enfocados. Pero, es necesario que una niña de 13 o 14 años vaya con tacones de 15 cm? Por qué la mayoría de las protagonistas son monísimas y con taconazos, y tienen amigas no tan monísimas y con bambas? Estas son los pequeños detalles que parece que pasan desapercibidos, pero van calando...

dimecres, 13 d’agost de 2014

Clara dice, de Carlos Roncero

Creo que ese libro debería ser lectura obligada para todos los padres con hijos a partir de 10 años que se meten en redes sociales aún no teniendo la edad, con el permiso de sus padres o sin él, y creo que después de leerlo los padres también deberían de leerlo los hijos.
Todo el mundo sabe que Internet tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes, sobre todo si no lo sabes utilizar. Ya sabemos como son los adolescentes, niños que se creen adultos muchas veces y caen en las redes de verdadera gentuza.
Creo que no hay una semana que no conozcamos un caso de redes de pederastia, pedófilos, casos de grooming, corrupción de menores, abusos... Esta gentuza se crea perfiles falsos, lleva una doble vida, una vida aparentemente normal con su trabajo, su familia, sus hijos, y una vida de perversión, de acechar, de acosar, de manipular, abusar... son delincuentes, enfermos, psicópatas, sociópatas, y nosotros como padres sólo podemos hacer una cosa: advertir, informar y sobre todo vigilar y si nuestros hijos no están preparados para tener internet sencillamente que no lo tengan.
Es complicado, lo sé, hay familias desestructuradas, padres que pasan de sus hijos, que les importa un pepino todo... Pero en la medida de lo posible, intentemos los que podemos, ayudar a nuestros hijos y a todos los que podamos, mediante educacion e información.


dilluns, 11 d’agost de 2014

Cincuenta sombras más oscuras, de E.L. James

Tengo que reconocerlo: el segundo libro de 50 Sombras está mucho mejor que el primero.
A raíz de mis posts sobre el primer libro y sobre literatura erótica fue mucha la gente que me recomendó leerme el segundo, y sí, hay más argumento, los personajes tienen un perfil psicológico mejor dibujado, es más entretenido, las escenas de sexo vienen más a cuento...
Excepto algún que otro pasaje un poco disparatado, el libro está bastante bien, te entretiene... y te deja con la intriga y las ganas de leerte el tercer libro.
Eso sí, sigue habiendo mucha belleza y mucho, mucho, muchísimo dinero, mucho lujo, y mucho oler bien... Sigo pensando que si no fuera así el libro daría mucha grima, empezando por el oscuro Christian.

divendres, 1 d’agost de 2014

Conciliación... qué?

Que la conciliación laboral y familiar aquí, en este nuestro país, es casi utópica, hace mucho tiempo que lo tengo claro.
Que una minoría de empresas han hecho en estos últimos años esfuerzos en tener una política de conciliación, lo sé, bravo por ellas, y creía sinceramente que íbamos en el buen camino.
Ahora bien, leer esta semana en una oferta de empleo "sin cargas familiares" ha sido como una patada, un paso atrás, hacía muchísimo tiempo que no lo leía. El horario ya de por sí hasta las 7 de la tarde de conciliador no tiene nada, pero bueno es lo que hay. Que ponga "secretaria" en lugar de "secretario/a" tampoco lo veo bien, porque ya sabemos que buscan claramente una mujer, y al rematarlo con lo de "sin cargas familiares" ya sabemos una mujer sin hijos, sin querer tenerlos, y con plena disponibilidad... como antaño.
Y yo me pregunto, para qué tanta política de igualdad y tanto bla bla bla por parte los políticos y luego la realidad es esta?
Cuándo se darán cuenta, sobre todo en las empresas privadas, que si una persona está a gusto con su vida familiar, con sus aficiones, con su vida fuera del lugar de trabajo, rinde mucho más? Por mi experiencia, compartida con amigos y conocidos, la gente que pasa tantas horas en el trabajo es porque no le espera ni nada ni nadie. En general acostumbran a ser amargad@s que se dedican a fastidiar y a crear mal ambiente de trabajo, obligando, más hoy en día, a que otr@s tengan que hacer horas para no ver peligrar su puesto, teniendo que renunciar a estar con hij@s, parejas, amigos, no tener tiempo para disfrutar de hobbies, y haciendo de estas personas las típicas que el trabajo se les hace una montaña, yendo a disgusto y, actualmente, sin pocas expectativas para encontrar un trabajo mejor.
Como siempre, esto está en manos de los políticos... y políticas. Menos charlas y llenarse la boca de palabrería, y más luchar por una política de igualdad, de oportunidades y de conciliacion reales.

diumenge, 27 de juliol de 2014

Rememorando los 90

Anoche, mientras veía la película de Álex de la Iglesia "El día de la bestia", protagonizada por Álex Angulo (en paz descanse), estuve rememorando lo que para mí fueron los 90; hubo de todo, cosas buenas cosas malas como todas las épocas, aunque con 20 años las cosas se ven y se viven de manera diferente a con 20 años más.
Recuerdo esa época como de violencia; recuerdo en Barcelona cuando no había un violador en un barrio había un violador en otro barrio, recuerdo el miedo a los atentados de ETA, recuerdo, sobre todo gracias a esta película, el tema de los cabezas rapados... era época de tribus urbanas, había muchísimas, en el instituto y alrededores cada dos por tres oías hablar de un apuñalamiento, de que a uno le habían rajado, pero recuerdo los cabezas rapadas especialmente porque es que daban miedo. Iban a por el que era diferente a ellos, o sea, casi todo el mundo.
Tambien recuerdo esa época como el de la droga (léase, heroína), cuando te enterabas que algún compañero de la escuela o de las colonias estaba enganchado, o había muerto de sobredosis, que lo habían encontrado en una pensión del centro histórico, o que había cogido el sida... De esta enfermedad también había un montón de leyendas urbanas, porque en esa época las leyendas urbanas formaban parte de nosotros (estamos hablando de una época sin redes sociales).
Pero también fue una época clave para muchos de nosotros: la Universidad; aprender de otros ambientes, de diferentes profesores, las charlas en el bar... en una de esas charlas hablamos de esta película y habían los que decían que veíamos demasiado lejos, que sólo era una película con connotaciones esotericas, y nosotros que no, que no, que la película sencillamente está diciendo que el Anticristo, el mal, son algunas personas (por llamarlas de alguna manera), lo hagan por ideología política, social, religiosa, por patología... personas en algunas ocasiones muy poderosas, capaces de hundir y aniquilar sin escrúpulos.
Hoy sigo pensando lo mismo.

divendres, 25 de juliol de 2014

Blancanieves debe morir, de Nele Neuhaus

Mi última recomendación, si se quiere disfrutar de un libro sin grandes pretensiones, entretenido, dinámico, bien escrito, con algún que otro giro, aunque nada espectacular. Ambientado en Alemania, en un pueblo agradable, como muchas novelas norteamericanas o las más recientes, tan de moda, ambientadas en el norte de Europa, en climas fríos y nevados.
En algún momento asfixiante, de escenas claustrofóbicas y angustiantes, pero sin abusar, que no están los tiempos como para sufrir mucho.
Personajes bien dibujados, psicológicamente y socialmente, que hacen que te posiciones, que sientas empatía por unos y malestar por otros.
En definitiva, bastante recomendable, una buena lectura de verano (a precio asequible).



diumenge, 8 de juny de 2014

Literatura erótica actual

Así como la literatura chick lit puedo decir que me entretiene casi toda (aunque tengo mis autoras preferidas), no puedo decir lo mismo de la literatura erótica actual.
Ya comenté en su momento lo decepcionante que me resultó el primer libro de "Cincuenta sombras". Me produjo cierto interés hasta la mitad. Entonce me recomendaron a Sylvia Day, me dijeron que era mucho más interesante. Pues a mí me ha gustado hasta la última cuarta parte del libro. Reconozco que los personajes están un poco mejor dibujados psicológicamente, con traumas muy severos, que hacen que entiendas un poco más lo que les ocurre... pero llega un momento del libro que siempre es lo mismo, y los personajes se le van un poco de la mano, hay situaciones que no acabas de entender, las reacciones..
Y bueno, el tema (al igual que en Cincuenta sombras...) de que todos los personajes son guapísimos y riquísimos, de una manera totalmente exagerada. No sólo los protagonistas, también, el amigo, el compañero de piso, la madre, la suegra... A esto le he dado muchas vueltas, y he llegado a la conclusión que si las descripciones de los personajes y de algunas situaciones no las envolvieran de glamour y hermosura extrema... darían un poco de grima...


Por último, por si a alguien le interesa, dar los títulos de unos libros autobiográficos con alto contenido erótico que a mí me impactaron mucho, precisamente por ser reales:
Los 100 golpes, de Melissa Panarello
Diario de una ninfómana, de Valérie Tasso
Entre sus manos, de Marthe Blau
La vida sexual de Catherine M., de Catherine Millet
Las edades de Lulú, de Almudena Grandes (este no sé si es autobiográfico, pero me impactó mucho)

dijous, 8 de maig de 2014

"Helen no puede dormir", de Marian Keyes

Me gusta muchísimo la literatura chick lit. Y más aún su evolución, en algunos casos, como el de Marian Keyes, una de mis autora preferidas. Los temas han ido mejorando, han dejado de ser meros cuentos de hadas modernos para tratar temas actuales, como la crisis, los malos tratos...
En este caso, la historia de Helen, una de las hermanas Walsh, está muy bien perfilada psicológicamente. En algunos momentos parece que puedas "palpar" su depresión, su angustia por haber perdido el piso de sus sueños, la pérdida del trabajo, sus problemas amorosos e internos, con el trasfondo de la crisis de Irlanda, similar a la que vivimos nosotros. Todo aderezado con momentos de humor, como cuando sale mamá Walsh, ironía... Y sí acaba bien, porque puede acabar bien, como en muchos casos, las cosas se arreglan, vuelven a su cauce y se ve la luz.
Lo recomiendo al cien por cien!

dijous, 24 d’abril de 2014

Sant Jordi

Para mí esta es la imagen de ayer, día de Sant Jordi, día del libro, día del amor en Catalunya, porque para mí amor y libertad deben ir unidos de la mano.



divendres, 4 d’abril de 2014

El blog como terapia

Empecé el blog para dar a conocer mi proceso de inseminación artificial como madre soltera, quería compartirlo, además de así poder ayudar a otras personas. Luego he ido hablando de cosas que me han apetecido: una noticia que me ha irritado, un libro que me ha encantado, un suceso cercano que no he tolerado, una opinión, un pensamiento...
Yo recomiendo escribir un blog como terapia. No siempre estamos rodeados de gente que nos entiende, aunque nosotros no tengamos tabús, otros sí los tienen... a veces puede ir bien hasta para hacer entender a alguien lo que le cuesta o no quiere entender... porque sabemos que nos leen.
Soy seguidora de blogs. Personalmente no me entusiasman los de expertos en ciertas cosas, me aburren un poquito, no me gustan especialmente los monotemáticos, ni los de temas políticos, ni los de informática... Pero me apasionan algunos sobre libros y, sobre todo, aquellos en que personas anónimas o no tan anónimas abren sus sentimientos, explican sus percepciones más íntimas, y no me estoy refiriendo sólo a sexo (como ayer alguien me decía "te refieres a sexo cuando hablas de ÍNTIMO?" Pues no, hay vida más allá del sexo). Me refiero a abrirse al dolor, a la frustración, a la rabia... y saber que una persona o miles de personas te entienden, están pasando o han pasado por lo mismo, compartir... y no sentirse un bicho raro. Un claro ejemplo es el del tema de las madres solteras por elección. El camino no siempre es fácil, muchas mujeres sufren por ello y compartir las vivencias mediante un blog me parece una terapia estupenda que puede ayudar a los demás, incluso a parejas que están pasando por ello. Mucha suerte a todas!

divendres, 28 de març de 2014

La bibliotecaria de Auschwitz, de Antonio G. Iturbe

Vuelvo a recomendar un libro sobre Auschwitz, sobre campos de concentración, sobre el holocausto judío... me sigue pareciendo increíble que esto pasara no hace ni 100 años. Una barbarie de tal calibre.
Pero, ¿qué es lo que me atrae del tema? Pues que ante tanta crudeza, bestialidad e inhumanidad, en todos los libros que han caído hasta ahora en mis manos sobre dicho tema, el amor, la familia y la amistad adquieren un protagonismo especial, se sobredimensionan; las relaciones humanas entre las víctimas se hacen especiales, puedes palpar el afecto, la ternura, el dolor...Y, en este caso, algo tan simple para nosotros como son los libros, que a algunos les hace volar, a otros aprender, a otros entretenerse, etc, cómo en un campo de concentración pueden convertirse en todo un mundo paralelo, cómo los libros pueden conectar a varias personas y mantenerlas vivas, aún arriesgándose a morir por ellos.
Y una cosa que ha hecho esta obra aún más especial: en la parte final del libro, aparte de la información que da el autor sobre qué fue de algunos de los protagonistas, explica cómo contactó con la protagonista principal y su viaje al escenario del libro. Absolutamente maravilloso y profesional.


dimecres, 19 de març de 2014

Cuatro años

Mi hija ha cumplido cuatro años. Para una MSPE (Madre Soltera Por Elección) las fechas son muy importantes, como para cualquier madre, aunque creo que nosotras añadimos unas cuantas más. El 29 de abril hará 5 años que fui a la clínica por primera vez, el 30 de junio hará 5 años de la inseminación, el 23 de julio 5 años que me hice el test de embarazo, el 6 de agosto 5 años que oí su latido por primera vez...y así sucesivamente con el resto de ecos, pruebas etc, etc.
A las que estáis en ello, os dirán: aprovechad, disfrutad cada momento... es verdad! Parece la típica frase, pero es así, pasa muy muy rápido. Escribo un diario desde que estaba embarazada, antes cada día, ahora menos, a veces doy un vistazo... menuda experiencia. Pero el tiempo vuela, vuela...
Cuatro años, toda una mujercita. La mejor decisión de mi vida, lo mejor que he hecho nunca, el motor diario... creo que soy muy afortunada! Aprendo cada día, de ella, de la situación, los puntos de vista cambian, las prioridades aún más. Somos una familia diferente, pequeña, pero feliz. Me lo han dicho todas sus profesoras: tu hija es feliz. Así de simple. Y esa tiene que ser nuestra lucha diaria: ser felices. Y sí, la vida tiene muchos reveses, a veces es difícil, por eso hablo de lucha.
Carpe diem!

divendres, 7 de març de 2014

Intimi... qué?

Mi hija va a hacer cuatro años (sí, pasa muy rápido), y hay una cosa que no cambia con el tiempo: el tema de la intimidad, sobre todo en el cuarto de baño. Desde que gateaba, me iba al lavabo... y ya la tenía dentro! Hiciera a hacer lo que fuese, allí estaba... Y sigue estando. La diferencia es que ahora me da conversación. Se sienta en el suelo, o en un taburete y venga a hablar con los codos. Y cuando va ella, no os penséis, también quiere conversación, normalmente la misma: qué me gusta para comer, qué haremos el sábado, si hoy hay cole, etc, etc.
Que quieres tomarte un baño relajante y durante 10 minutos pensar absolutamente en nada? Ves que está jugando, o leyendo, o mirando los dibujos... Diez minutos te dices, sólo diez minutos. te escabulles de puntillas, preparas la bañera, te metes... y ya escuchas como se abre la puerta lentamente, se arremanga... y nada, que te quiere enjabonar, lavar el pelo, frotar la espalda, explicarte mil historias... y dices, bueno, pues relájate en otro momento... un otro momento que nunca llega.
Y, bueno, qué decir de ese momento que la ves en su habitación, totalmente entretenida con el restaurante de las Barriguitas, te vas a la cocina, y picoteas unas patatas fritas, o algo de bollería industrial, vamos, todo eso que no le dejas comer a ella, y de repente, con un susto de muerte y una vergüenza horrorosa, escuchas una vocecilla que dice: "mama, qué comes?" Y tu ahí tragando rápido, casi ahogándote, le dices que no comes nada, y ella insistiendo, que abras la boca... y se pone la mano en la cintura y te dice: "esta mama...".
Pero bueno, aunque haya escrito esto en un tono jocoso, ojalá dentro de unos años, cuando mi hija esté entrando en la adolescencia, pueda seguir "quejándome" de la falta de intimidad, y me siga explicando sus cosas...

dimarts, 11 de febrer de 2014

Maldito azar (violencia de género)

Tenía diecisiete años cuando tropecé contigo a la salida del trabajo. Tus enormes ojos azules, tu largo pelo negro y la aparente madurez de tus treinta y dos años hicieron que me enamorara al momento. Pensé que no te volvería a ver, pero al cabo de tres meses cruzamos nuestras miradas en el autobús. Y tres semanas más tarde coincidimos en una discoteca. Desde entonces no nos volvimos a separar. Íbamos juntos a todas partes. Mis amigas me decían que me absorbías demasiado, y yo te lo contaba, pero según tú mis amigas sentían envidia. Yo estaba encantada contigo, muy enamorada, me sentía protegida y querida. Tus celos de otros chicos no me molestaban, al revés, me sentía aún más amada. Y tenías razón: mis amigas no lo entendían. Y yo les dejé muy claro que o te aceptaban o me perdían, porque ibas a ser el hombre con el que compartiría el resto de mi vida.
Todo iba muy rápido, a una velocidad de vértigo. Al cumplir los dieciocho años me pediste que me casara contigo, y todo el mundo estuvo encantado con la noticia. Menos mi madre.
Yo le explicaba que eras perfecto para mí, que el destino quería que estuviésemos juntos, que un cúmulo de casualidades nos había llevado a estar juntos. Que era lo que siempre había soñado, desde pequeña, desde que leía los cuentos de princesas. Que nunca había conocido un chico como tú. Que eras mi primer y único amor.
Y ella me decía que no le hiciera caso, que eran los nervios de la boda y un poco de tristeza de que me fuera de casa. Nunca me dijo que lloraba todas las noches porque tenía un mal presentimiento.
La boda fue perfecta, el viaje de novios perfecto. Al regresar me pediste que dejara de trabajar, porque pronto vendrían los niños. Pero los niños no llegaban. Y te ponías nervioso. Vino el primer insulto, los primeros reproches: “¿No sirves ni para eso?” Y luego la primera paliza.
Me fui con mi madre, me refugié en sus brazos; ella se sentía culpable, pero no era culpa suya, en todo caso era mía, así lo veía entonces. ¿Cómo no pude darme cuenta de cómo eras?
Tu madre murió, y nos reencontramos en su entierro; era una buena mujer, que había sufrido mucho, sobre todo con lo nuestro. Me pediste perdón, y volví contigo. Mi madre me suplicó que no lo hiciera, que nos fuéramos juntas a otra ciudad. Pero te vi tan arrepentido, con ganas de curarte, de ir a terapia, de querer hacer las cosas bien…
Nunca fuiste a terapia. Me mentiste una vez más. Ni me trataste mejor, ni cambiaste; seguías insultándome, vejándome, humillándome… Otra paliza me llevó al hospital. Mi madre vino a por mí, y me llevó a otra ciudad, a casa de una pariente. Mi padre, ya jubilado, se reuniría con nosotras en pocas semanas, cuando hubiera arreglado unas cosas, y buscaríamos un sitio más seguro. En esas semanas me di cuenta de que estaba embarazada. Y esto me dio esperanzas, un poco de alegría por una nueva vida, una vida tranquila, con mis padres y mi bebé. Tenía que pasar página, tratar de olvidar. Tenía que seguir adelante, por mis padres, por mí, pero sobre todo por mi bebé. Estudiaría y me prepararía para poden encontrar un buen trabajo, que mis padres ya habían hecho suficiente. Les debía mucho. Estaba muy ilusionada con mis planes.
Pero nos encontraste.
Y ahora, desde donde estoy, te veo con otra chica, y me pregunto: ¿Pensará ella también que el azar ha hecho que os conocierais y que eres el hombre de su vida? Pero yo no puedo ayudarla, me gustaría, pero no puedo.


dimecres, 15 de gener de 2014

No van a poder conmigo (bullying)

"Había una vez una chica a la que le encantaba la Navidad… Bueno, esta chica soy yo. Aunque mi vida es un infierno desde que voy al instituto, la Navidad es lo mejor que me pasa en todo el año, mi ilusión, mi motor… Es mi referencia de saber que ha acabado un año y empieza otro, de que ya queda menos para acabar el instituto. Me siento arropada por mi familia, sobre todo por mis abuelos, porque mis padres creen que exagero con el tema, aunque tampoco les explico todo. Saben que me llaman “cerdita” y que me han dejado encerrada en los lavabos, pero no saben que me han dejado semidesnuda ante mis compañeros de clase, que me tocan donde no deberían, que me insultan, me pegan y me graban en sus móviles. Pero yo sigo deseando que estos chicos y chicas estén también con sus abuelos, les den mucho cariño y, a la vuelta de las fiestas me dejen en paz, porque hayan comprendido que es mejor dar amor que hacer daño a la gente. Y sé que volveré con miedo, y que posiblemente no habrán cambiado mucho las cosas, y volveré a tener pánico y ansiedad, pero entonces pensaré que ya queda menos para las próximas Navidades, y volveré a tener ilusión y esperanza, porque esto sí que no voy a permitir que me lo quiten."