dissabte, 18 de maig de 2013

Anónimos

Hasta no hace mucho, para mí Anonymous era casi sinónimo de hackers; algunos medios se habían encargado de que me llegara la parte más negativa de este grupo. Pero hace unas semanas leí una noticia que me impactó por diversos motivos: una chica, Rehtaeh, de Canadá, se había suicidado como consecuencia del acoso que llevaba sufriendo desde hacía 2 años. Esta chica fue violada y grabada. Distribuyeron sus imágenes. La humillaron. Sus padres hasta cambiaron de domicilio. Estuvo ingresada. Y se suicidó. Y las autoridades no hicieron nada. Un grupo de Anonymous tiene los nombres y apellidos de los individuos que cometieron la violación, y han amenazado con hacerlos públicos si dichas autoridades no hacen nada. No podrán devolverle la vida a Rehtaeh, pero al menos no quedarán impunes.
Estamos llegando a un punto de indignación máxima, no sólo en estos temas, sino a todos los niveles. La justicia es injusta. El sistema en general no funciona. La mayoría de políticos no saben gobernar, no tienen ni idea, sólo miran sus bolsillos y la manera de fastidiarse de un grupo a otro; y los ciudadanos sufriendo sus consecuencias. La corrupción está llegando a unos niveles escandalosos. Vamos hacia atrás como los cangrejos. Estamos volviendo a muchas décadas atrás, perdiendo derechos que a nuestros padres y abuelos les había costado mucho esfuerzo ganar.
Necesitamos una revolución social que, afortunadamente, creo que se está gestando. Hay gente que dice: "qué fácil es quejarse desde el sofá". Vamos a ver, no todo el mundo sirve de líder, y lo que necesitamos son líderes, personas preparadas, que sepan lo que hacen, que sepan a dónde van, que miren por el bien de los ciudadanos y no en llenarse los bolsillos. Sea un grupo de anónimos, una monja, unos yayoflautas, un economista, un grupo de estudiantes...

dijous, 16 de maig de 2013

Promesas por cumplir, de Jane Green

Me encanta la literatura chic lit, y me gusta cada vez más, porque están dejando de ser libros de cuentos de hadas modernos, introduciendo temas tan serios como la violencia de género, cáncer de mama, etc.
Saber combinar estos temas con humor, sin caer en el mal gusto, es todo un mérito.
Este libro de Jane Green sabe combinar un tema trágico con otros sobre el amor y el desamor, la frialdad de las personas, el calor de las personas, los problemas familiares... envolviéndolo todo con un enorme lazo de amor y amistad. Esto último es lo que predomina, lo que hace ver, y recordar, la parte buena de las cosas.
Lo recomiendo al 100%.

dijous, 2 de maig de 2013

Familia mono... qué?

Hace unos días, mirando las listas de P-3, los criterios de desempate, donde aparecen los puntos para familias monoparentales y numerosas, una chica me pregunta, a mí, precisamente a mí:
- Qué es esto de familia monoparental? Porque esto de mono...
Se lo expliqué. Y no es la primera vez que me pasa. Cuando he ido a alguna tienda, incluso en grandes superficies, a preguntar si hacen descuentos a familias monoparentales, me han preguntado que qué es eso; incluso el término les ha hecho gracia.
No entiendo muy bien el problema, no sé si, a bote pronto, les aparece en su mente un mono y les despista, pero yo no lo acabo de entender. Si estuviéramos hablando de entelequia, bochinche, emenagogo, copiapino... palabras etimológicamente difíciles, e igual de difíciles de entender por contexto. Aunque siempre es mejor pensar un poco, antes de meter la pata.
Pero, monoparental? Quizás como me toca de lleno soy más susceptible con el tema, pero creo que es un concepto bastante común y fácil de entender etimológicamente.
Qué pensarán esta gente de lo que significa monodosis? O monopolio? O monolito? ... O... monóculo???
En fin...