dissabte, 27 d’octubre de 2012

Incoherencias de la vida

Hace poco leía una carta de un lector que decía que los asientos del tren tendrían que ser aislados, o una cosa similar, y posteriormente había gente que defendía esta postura. Hace tiempo que me pregunto por qué mucha de la gente que viaja en transporte público es tan huraña. Le molesta que los otros hablen, o escuchen música. También me pregunto si estarán enganchados al Facebook y ligarán por Internet, por aquello de las incoherencias de la vida. Hay individuos que están perdiendo la capacidad de relacionarse si no hay una pantalla de por medio, y esto es muy triste y patético, incluso me atrevería a decir enfermizo, por los que inventan una o múltiples identidades. Ahí lo dejo.

dijous, 25 d’octubre de 2012

De acero, de Silvia Avallone

Acabo de leerme un libro estupendo, ambientado en Italia, nada que ver con la Roma"pastelerera"Moccia. Este libro tiene como imagen de fondo la industria del acero de un pueblo italiano, bien lejos del glamour florentino y milanés. Pero no por ello sus protagonistas, dos adolescentes, dejan de soñar, equivocadamente o no. Grandes ingredientes sociales en el libro: sexo adolescente, consumo de drogas, familias desestructuradas, malos tratos, negocios turbios, pero sobre todo la amistad y el amor. Muy recomendable.

dijous, 18 d’octubre de 2012

Carta a alguns revisors del tramvia

Senyors revisors del tramvia a Francesc Macià, no sóc una usuària diària del tramvia, però sempre que l'agafo em trobo el mateix panorama, i us volia apuntar unes cosetes. Quan entreu, cosa important és saludar: bon dia, bona tarda... acompanyat d'un somriure sempre és molt millor que semblar haver-se empassat el pal d'una escombra. Quan es demana el bitllet es diu: si us plau... norma bàsica d'educació. D'altra banda, quan un passatger està llegint, escoltant música o distret en alguna altra cosa, no us ho prengueu com un atac al vostre enorme ego... i no els piqueu al braç, senzillament dient "disculpi" és més que suficient. Per últim, després de tots aquests exemples de mala educació, quedar-se xerrant en "corrillo" parlant de xorrades no ajuda gaire a millorar la vostra imatge.   En conclusió, no oblideu que la vostra feina és comprovar la correcta validació d'un bitllet, que la majoria de gent ho fem bé i ens mereixem un respecte. I per a aquesta feina només cal educació, perquè la part de risc la fan els de seguretat que us acompanyen. Així que menys fums i a fer la feina millor!

diumenge, 14 d’octubre de 2012

Diario exprés de un parado

Te quedas en el paro. Vas a la oficina de empleo que te toca (si tu pueblo no tiene, a la de la población de al lado, y si ese día hay huelga de transportes, te aguantas). Arreglas la prestación y pasas a otra ala del edificio, porque tú has tramitado la prestación por el Estado, pero resulta que tienes que renovar la demanda por el lado autonómico. Te piden un currículum. No lo llevas encima. Vuelves otro día. Te preguntan si quieres formar parte activa del programa de búsqueda activa de trabajo y formación. Dices que sí. Te dicen que es un compromiso, y repites que sí. Pasan dos meses y nadie te ha llamado ni para decirte hola. Miras en su página web, te apuntas a 4 cursos y tres te responden que no se va a hacer; en el cuarto hay selección. Acudes al ayuntamiento de tu pueblo, porque te han dicho que también hay cursos y bolsa de trabajo. El primer día estás en una reunión de media hora donde una persona te lee una cara de un papel sobre cómo funciona el tema. Firmas. Preguntas por qué no se hacen los cursos. No lo saben; ellos dependen de otra entidad. Tu lees en los papeles la entidad autonómica. No entiendes nada. Puedes ir a mirar trabajos (tienes que firmar) y cursos (tienes que firmar). Vas cada semana. Nada. Nadie te llama. Ya has perdido la cuenta de cuánta gente y cuántas instituciones hay metida en todo esto, que en tiempos de vacas gordas está muy bien, pero ahora... Eso sí, a los 6 meses te bajan el paro, porque los desempleados no queremos trabajar ni formarnos! (Recordemos el día que se tomó esta decisión, políticos aplaudiendo como en la época de la Inquisición, y la tipeja esa diciendo "que se jodan!") Me parece una vergüenza de políticos, de sistema y de todo!

dilluns, 8 d’octubre de 2012

En qué sociedad vivimos?

Acabo de poner las noticias. En estos 10 minutos (no he querido seguir) he visto a una cuidadora (una desgraciada que no quiero decir dónde creo que debería estar) maltratando a una niña pequeña autista de China hasta dejarla inconsciente. También he visto un pederasta (otro desgraciado que también estaría mejor criando malvas - mira, ya lo he dicho-) que abusó de un montón de niños de su club infantil de bicicleta. Luego han hablado del tipo que quería hacer una masacre similar a la de Columbine en Palma; su abogada ha dicho que tuvo problemas en la infancia y la adolescencia (os imagináis que todos los que han tenido una infancia difícil se dedicaran a planificar masacres?) y que no pensaba llevarlo a cabo (por eso se gastó unos 1000 euros). También han hablado de los hermanos Ruth y José. He cambiado de canal. Hay días que sólo miro las noticias en un canal donde las ponen subtituladas. Leo los titulares y ya me siento informada. No puedo soportar ver imágenes de maltrato a niños, de maltratos animales... me duelen, y me crean rabia e impotencia. Es en estos momentos cuando me pregunto en qué mierda de mundo vivimos

dimecres, 3 d’octubre de 2012

Errores en los libros

Me da muchísima rabia encontrar errores ortográficos y de traducción en los libros. Me pasa más en los que leo en catalán que en castellano. Cuando yo compro un libro, estoy comprando un servicio, así que espero que este sea correcto, como cualquier otro servicio de otro ámbito. No sólo los compro para entretenerme, o porque me guste una temática, sino para aprender más allá del contenido: nuevas palabras, nuevas expresiones, resolver dudas... por este motivo, si los correctores y traductores no hacen bien su trabajo, los lectores no aprendemos, nos interrumpen la lectura, se nos hace pesado... Para mí, la diferencia entre que un libro me cueste 10 o 20 euros, que sea de bolsillo o no, tiene que residir en que la tapa sea más o menos dura, o en la calidad del papel. En nada màs.