dimecres, 25 de maig de 2011

Apuntes antropológicos: Cuerpo, anorexia y antropología (V)

Querer conseguir la pureza, huir de la contaminación, elevar el espíritu, Rechazar la carne, admirar la inteligencia, luchar constantemente con “el ángel y el demonio” que se lleva dentro, seguir rituales, buscar una identidad, ser el mejor, crear simbologías, pensar en el suicidio, la muerte ... Todos estos conceptos (señalando que algunos, por ejemplo, el de pureza, supremacía de la mente sobre el cuerpo, ..., hacen pensar en el ascetismo y prácticas ascetas que han estado presentes en muchas culturas a lo largo de la historia) envuelven la anorexia, y hace falta escucharlos de boca de aquellos que los sufren. Es evidente que los profesionales de la medicina hacen una gran tarea con la curación, desde el punto de vista psicológico y físico; que hay que enseñar a comer de nuevo, reeducar en la comida. Pero el hecho que se creen tantísimas páginas webs en Internet es una señal que se debe advertir: hay que escuchar a las personas anoréxicas sin juzgarlas, para poder entenderlas, y tener más información de cara a la ayuda y prevención.
No nos hemos de olvidar que estamos hablando de una enfermedad que afecta al cuerpo, que lo cambia, lo transforma y lo utiliza; incluso lo niega. Mediante el cuerpo se canalizan frustraciones y angustias, se crea una comunicación o una no-comunicación con el resto de la sociedad; se crea una identidad, una auto-conciencia de eso que uno quiere ser o uno quiere llegar a ser. El cuerpo es un vehículo, y como tal lo dirige hacia donde el propietario quiere. El propietario puede decidir separarse de la sociedad, ser diferente. O puede decidir que primero quiere conducir su cuerpo hacia lo que la sociedad está pidiendo, y después encontrarse con que no es esto lo que quería, sino que lo que quiere es justamente lo contrario: aislarse. Se puede decidir abandonar el vehículo, y quedarse con el contenido: la mente, no sin pasar por una lucha. Decidir conseguir la pureza, sentir limpieza, dejar el contacto con determinados peligros.

5 comentaris:

  1. excelente!!!! ana clara

    ResponElimina
  2. soy ana hace mas de 20 años, y son pocos los comentarios repetuosos de las intenciones y libertad individual que se encuentran en la web...ademas es completamente cierto: esto No tiene nada que ver con el cuerpo...(ana clara)

    ResponElimina
  3. Gracias! He conocido el tema muy de cerca, muchas anas y alguna mía. Supongo que esto me da una perspectiva diferente. Puedo juntar una visión general con una visión antropológica. Y sobre todo, no juzgar. Gracias!

    ResponElimina
  4. Muchas veces, no tiene nada que ver con el cuerpo.
    Creo que en el momento en la que caes en la anorexia (cualquiera sea la razon) te divides en dos, una parte sana va desapareciendo de a poco y una parte enferma crece a cada momento. Hasta que una de las dos desaparece la persona vive en una continua guerra. Y en este punto inconscientemente creamos todo tipo de ritual o manipulación para con nosotros mismos con el único objetivo de auto destruirnos y que la parte enferma gane.
    Bueno, en fin, la anorexia es una forma de canalizar los problemas, y es una de las enfermedades mas horribles.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Totalmente de acuerdo. Muchas gracias por tu aportación!

      Elimina