divendres, 20 de maig de 2011

Apuntes antropológicos: Cuerpo, anorexia y antropología (III)

Y las nuevas tecnologías también hay que enmarcarlas en el entorno de la enfermedad. Mediante Internet se ha encontrado una herramienta de comunicación; a la vez que con la red los padres y el entorno del enfermo anoréxico pueden buscar ayuda, también los individuos anoréxicos encuentran un apoyo entre ellos, explicándose sus autobiografías, sus cosmovisiones, incluso dando consejos y trucos para superar analíticas médicas, para llegar a estar más delgado. Esto ha creado una gran polémica, una alarma social que ha hecho que la mayoría de páginas webs se prohibieran, sabiendo que volverán a surgir con otros nombres, en un cierto período de tiempo. En este punto, hay algunas cosas a decir: primero de todo, parece una gran hipocresía por parte de la sociedad el hecho de esta alarma y esta prohibición. Yo parto del hecho que la anorexia existiría igualmente si las modas actuales no siguieran la cultura del estar delgado, exageradamente delgado, precisamente como gran defensora de la historia. Pero lo que esta claro es que la sociedad actual es un gran apoyo de la anorexia, porque se ha llegado al punto de equiparar delgadez con éxito social: “si estás delgado, con un cuerpo magro, tienes muchos puntos para conseguir lo que quieras”. De aquí que algunos casos de anorexia empiecen por querer imitar algunas top-models, o que algunos casos se mantengan porque por parte de la sociedad están bien vistos estos cuerpos esqueléticos con que nos bombardean continuamente. Parece ser que grandes diseñadores, de los más reconocidos, han estado soñando con la anorexia (es mucho más difícil vestir las curvas naturales femeninas). La moda parece hoy en día una prolongación de la persona; hay moda en el vestir, moda en la comida, moda en los juguetes, en los dibujos de la tele. Moda y consumo van apuntando a las persones adonde van. Moda, consumo y publicidad mueven grandes cantidades de dinero. Y aquí es donde lanzo otra pregunta: si estos tipos de páginas webs crean alarma social y “se han de prohibir”, ¿porque no se prohíben también las publicidades, dibujos, juguetes, boutiques de ropa, que sólo envían el mensaje de “sólo es bello lo que es magro”?

5 comentaris:

  1. mas q apoyar el mandato social, me parece que lo desafiamos...no aceptamos sus cuerpos de carne..

    ResponElimina
  2. Gracias por tus comentarios, Ana Clara, siempre es un placer!

    ResponElimina
  3. Ok, si, estuve ahí, se lo que son las paginas Pro- ana y todo eso, y son un asco. Guarda, lo digo porque me parece asquerosa la hipocresía, como vos decís.
    Es increíble entrar a una de esas paginas y ver que una chica escribe cosas horribles sobre los problemas que tuvo en su día y leer comentarios de gente diciéndole loca o insultándola, en ese momento te das cuenta de lo mal que esta todo.
    Creo que la anorexia es en gran parte un problema de la sociedad.
    Esa gente que insulta a las chicas ana lo hacen argumentando que este tipo de blogs son una amenaza para las chicas "sanas", yo argumento sobre esto.
    No creo que este bien decir que una chica sana corre riesgo de caer en la anorexia por leer este tipo de cosas. Si es probable que afecte a una chica parcialmente deprimida.
    Cuando yo llegue allí ya estaba mal, lo único que logre fue confirmar mi estado. Ahora, mas allá de a quien afecta y a quien no, es muy triste ver que gente sana insulta a una persona enferma, gravemente enferma, porque minimamente lo que necesita esta chica es ayuda y apoyo.
    Ok, ya paro. Me encantan tus entradas. Besos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias. Y tu testimonio aporta mucho. Un abrazo!

      Elimina