divendres, 20 de gener de 2012

Mi inseminación (52): El orgullo de ser madre soltera

Sociedad y leyes avanzando, sectores de la sociedad que van para atrás, como los cangrejos. Están anclados en una dictadura y en el machismo. No soportan el avance social. Son los mismos que pensarán que una chica no se ha inseminado, sino que va con tantos que no debe de saber ni quién es el padre. Es este tipo de individuos el que quizás harán que una mujer decida no inseminarse, por el qué dirán. Son residuos que todavía permanecen en nuestra sociedad del progreso. La educación, la mala educación y los malos consejos e imposiciones transmitidos de generación en generación todavía dejan huella, desgraciadamente.
Yo sólo puedo decir que de mi caso pienso hablar con toda la naturalidad del mundo. Estoy muy orgullosa, y a quien no le guste, dos piedras. Cuando mi hijo o hija tenga edad para entender, le explicaré porque no tiene padre. Todavía no he pensado cómo, tengo tiempo y, si es necesario, me dejaré aconsejar por expertos. Hay gente que me ha preguntado si no es egoísta negar la figura paterna a un hijo. Pues yo creo que no. Yo seré madre y no le faltará de nada, sobre todo amor. Puestos a juzgar, también podríamos juzgar los que han tenido hijos y después se han separado y estos hijos han empezado a ver todas las nuevas parejas de los padres y de las madres. ¿Es egoísta? No soy nadie para juzgarlo, creo en la libertad de decisión de las persones adultas y creo que, para estas personas que se separan, lo primero por lo que miran es por sus hijos (aunque conozco muchos casos que, desgraciadamente, no es así). No los juzgo ni espero que me juzguen a mí. Yo no me levanté un día y dije:
- ¿Hoy qué hago? ¿Voy de compras o a una clínica de reproducción humana?
En mi caso ha sido una decisión muy meditada, donde he renunciado a algunas cosas, donde he pasado toda una serie de revisiones para asegurarme de tener un buen estado de salud antes de ir a la clínica y el proceso ha durado los suficientes meses para saber que lo tenía clarísimo cuando fui a la clínica.

6 comentaris:

  1. Muy bien dicho! yo tengo a mi nena por inseminación, y quien no esté deacuerdo, que no mire....tengo una princesa de 9 meses a la que adoro...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí señora! Mi princesa ya tiene 31 meses!

      Elimina
  2. La gracia es que siempre nos lo pregunta gente que viene de familias bastante desestructuradas. Seguro que mi hijo va a tener un hogar más equilibrado que el de la mayoría de la gente que critica estas decisiones.
    Y yo tampoco voy a tapar nada. No voy contando mi vida, pero no me lo voy a callar.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Yo lo llevo de manera muy natural, y si no cabe en las mentes cerradas no me importa en absoluto!

      Elimina
  3. Totalmente de acuerdo y lo de la figura paterna suena ya al siglo pasado. Mente abierta, ideas claras y mucho amor para entregar a esa criatura. Embarazada de 28 semanas y es un varón, será el rey de la casa!!

    ResponElimina
  4. Tu lo has dicho: amor. Es lo más importante. Mucha suerte en tu embarazo!

    ResponElimina