dilluns, 9 de gener de 2012

Mi inseminación (44): ¡Primera eco!

Tienes miedos, es normal. Sabes que hay los fatídicos tres primeros meses, que lo puedes perder, que a mucha gente le pasa, pero intentas no pensar mucho. Sabes que a partir de ahora no dejarás de sufrir: los tres primeros meses, la amniocentesis (¿me la tendré que hacer?), el parto... y ya desde entonces sufrirás por unas cosas u otras, pero también tendrás muchas alegrías.
Llamas a la clínica, te felicitan, y te dan hora para la primera ecografía dos semanas después. Te parece una barbaridad de tiempo, pero el tiempo pasa volando, a pesar de los miedos. Hay cosas de las cuales intentas pasar, como de los tabúes de no decirlo a nadie hasta los tres primeros meses. Cada cual es como es, pero a mí me era imposible aguantarme las ganas decirlo. Lo quieres compartir. Estás orgullosa. Incluso había gente que me había notado “cara de embarazada”. Sabes que los tres primeros meses son peligrosos, lo puedes perder, pero tampoco quieres vivir con este miedo, así que haces y dices lo que sientes y cómo estás.
Y llega el día de la primera ecografía, la de las siete semanas. La sensación es indescriptible. Te colocan el aparato de ecografía vaginal... Ves oscuridad... Por un segundo piensas:
- ¿Y si no hay nadie?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada