dissabte, 11 d’abril de 2015

Días sin hambre, de Delphine de Vigan

Este libro es una autobiografía de una mujer que pasó por la enfermedad de la anorexia, con sus puntos en común con otras biografías. Creo que, para muchas de ellas, escribir su historia, sea en formato libro, o blog, o cualquier otro medio, forma parte de su proceso de terapia.
Estos puntos en común son:
- la personalización (y alienación) de la enfermedad; aquí no se llama Ana, sino Lanor (la enfermedad)
- pureza, perfección... siguen siendo conceptos comunes
- el amor platónico, el querer gustar al médico que te ayuda, un amor asexuado, un amor de necesidad y afecto
- las trampas a la hora de pesarse y alimentarse para poder salir del hospital
- los problemas familiares, de relaciones con los padres, de situaciones dramáticas...
- la lucha interna con la enfermedad
Un tema que me ha sorprendido, porque nunca lo estudié ni encontré ningún caso como en este libro: el caso de la mujer de origen algeriano, Fatia, que como la autora dice: "es anoréxica, una palabra que no existe en su lengua, ni en su cultura".
Lo recomiendo a todas las personas que quieran entender un poco más de la enfermedad, para que vean que va más allá de "una tontería de niñas que quieren llamar la atención o ser modelos".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada