divendres, 23 d’agost de 2013

"Que gorda estás!"

Decirle a alguien que ha padecido anorexia durante años "Qué gorda estás!", "Cómo te has puesto!", o expresiones similares, es como decirle a un alcohólico recuperado que vuelva a beber porque antes era más simpático.
Nunca podemos saber del todo cómo está una persona realmente; lo de la procesión va por dentro es cierto. Un comentario fuera de lugar, aunque sea o no adrede, puede hacer un click y desencadenar toda una
pesadilla vivida anteriormente. Lo más tremendo es cuando los comentarios proceden del entorno más cercano, que han vivido directamente este horror, y/o de personas que no se cuidan ni en la alimentación ni físicamente.
Hay cosas que, realmente, no las entenderé nunca.

2 comentaris:

  1. Parece de bulimia por muchos años y tienes todo la razon. Felizmente ya estoy vieja y me importa un pepino lo que digan los demas. ; ) BB2U

    ResponElimina
    Respostes
    1. Más que "vieja" es que has madurado y tu autoestima te permite "pasar" de los comentarios, y es lo mejor. El problema es cuando no se está en el mejor momento, cuando aún no se ha llegado al propio equilibrio mente-cuerpo. Un saludo!

      Elimina